Gestionamos el control de la frecuencia y los tiempos de riego de tu instalación, reduciendo el consumo de agua hasta un 50%. Nuestros servicios incluyen tanto instalaciones residenciales, como urbanas públicas y privadas, deportivas y también agrícolas.

Control de las necesidades hídricas utilizando sensores y valores climáticos, alcanzando la máxima eficiencia en el consumo de agua.

Análisis exhaustivo de la uniformidad de riego, determinando aquellas  zonas que reciben más y menos agua respecto a las demás.

Control telemático del sistema de riego, sin necesidad de trasladarse a la instalación para variar los valores de riego de la instalación.